Músicos de la Orquesta Filarmónica checa crean banda de jazz

Intérpretes de música clásica cambian su smoking por ropa informal y crean una banda de jazz. Músicos de la Orquesta Filarmónica checa alternan entre obras de Federico Smetana y Winton Marsalis.

La idea de crear una banda de jazz con intérpretes de música clásica fue de Zdenek Sedivý, primer trompetista de la Orquesta Filarmónica checa, y del arreglista, compositor y director Milan Svoboda.

«Nuestra idea es que la Orquesta de Jazz Rudolfinum, sea un grupo con mucha perspectiva. Queremos aprovechar las facilidades que nos da la Orquesta Filarmónica Checa. Desearíamos tener un programa diferente para cada temporada, que se repetiría en diferentes ocasiones a lo largo del año», matizó Svoboda.

Cada vez es más frecuente que en los festivales internacionales de música clásica se toque otro tipo de música. Por ejemplo en el Festival Internacional Primavera de Praga, han tenido lugar presentaciones, por ejemplo, de tango y de otros géneros fuera de la llamada música clásica o selecta.

El compositor Milan Svoboda está convencido de que la creación de la Orquesta de Jazz Rudolfinum responde a las exigencias del momento.

«Se trata de una tendencia muy en boga. Ya se ha vuelto casi normal que en los grandes festivales mundiales de música clásica se dedique un capítulo al jazz», dijo Milan Svoboda.

La nueva tendencia, de incluir en los festivales de música clásica otros géneros, tiene sus seguidores y sus detractores, como suele suceder. No obstante, es común y corriente que los espectadores que asisten a escuchar obras de Mozart, Bach y Beethoven, compren también entradas para escuchar en el mismo festival piezas de Winton Marsalis, Wayne Shorter y Chick Corea.

Tomando en cuenta la composición de la Orquesta de Jazz Rudolfinum, se puede decir que parte de la clásica «gran banda». La base la forman músicos de la sección de viento de la Filarmónica, acompañados de los mejores solistas del jazz checo.

El director Milan Svoboda está convencido de que se trata de una combinación excelente de músicos y de géneros.
«Me parece que la decisión de los músicos de alternar entre la Orquesta Filarmónica y la banda de jazz es una idea estupenda. La mayoría del tiempo los músicos se dedican a la música clásica y después pasan a un género musical completamente distinto, eso me parece muy entrelazado y a la vez muy lógico», insistió el director Milan Svoboda.

La Orquesta de Jazz Rudolfinum, según indicaran sus integrantes, tratará de mantener un repertorio mundial, en el que destacarán piezas de autores checos como, por ejemplo, Jaroslav Jezek, Karel Ruzicka y Emil Viklický.

Fuente: ¡Tomajazz!

Más en Saxo Argentina

Enviar Comentario

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *