Impresionante tema de los Skatalites de hace 4 años, tocando Guns of Navarone, en el Glastonbury Summer Festival 2003.