Resumen del Taller de Lutheria dictado por Alejandro Gonzales e Hijo

Ya habíamos anunciado hace unas semanas sobre lo que sería el 4° Festival de Saxofón de Buenos Aires, un encuentro anual para los músicos y saxofonistas en todos sus estilos.

En esta oportunidad, LIHUE, uno de los moderadores del Foro de Saxo Argentina, asistio a una de las clínicas que se dicto en el festival sobre luthería dictado por el Luthier Alejandro Gonzalez y su hijo Leandro Gonzalez de Gonzalez Vientos.

Lo que sigue a continuación, es el resumen de la clínica sobre lutheria, una recopilación de información a tener en cuenta y siempre a mano para poder mantener nuestro insturmento:

Este pasado viernes (26 de junio) tuve la fortuna junto a otros compañeros saxofonistas de asistir al taller que dicto Alejandro González como parte de los eventos realizados durante el “4to Festival del Saxofón”. La idea principal de este artículo es dar los puntos más importantes teniendo en cuenta dos cosas fundamentales:

No hubo tiempo suficiente para dar todo el material que se tenía pensado en el taller.
El taller es de mantenimiento de un saxofón (también puede ser flauta traversa o travesera y clarinete no el desarmado pero si el mantenimiento) moderno, usando materiales caseros y baratos. Las palabras de Alejandro fueron: “Dentro de lo casero, lo mejor

Antes de continuar, quiero agradecer a los docentes Alejandro González y a su hijo Leandro González por la buena onda y la predisposición al dar la demostración, siempre contestaron a todas las preguntas de la forma más completa y sencilla, por lo poco que pude hablar tanto con Alejandro como Leandro son personas muy respetuosas y amables. Quiero recalcar algunas palabras de Alejandro, que la lutheria es para compartir.

Voy a dividir la charla en dos partes: “Desarmado y mantenimiento de un saxofón moderno” y “Datos independientes conversados durante el taller”.

Desarmado y mantenimiento de un saxofón moderno:

Desarme:
Una de las cuestiones que debemos tener en cuenta al desarmar un saxofón es su antigüedad. Ya que este artículo solo es aplicable para saxofones a partir del año 50 y/o 60 en adelante; y los más antiguos tienen otras mecánicas menos estandarizadas.

El desarmado comienza por el G#, se debe desenganchar el resorte del mecanismo sin embargo no se quita la llave sino la palanca (teniendo en cuenta que hay llaves de acción directa e indirecta que contienen una palanca para su ejecución) y con un destornillador fino se retira el perno. Los pernos a diferencia de los tornillos, son varillas con un fresado al final y se retiran tirando con una pinza sin dientes o pinza plana a 90 grados del juego mecánico para evitar torceduras o dobleces. Si el perno llega a estar demasiado duro se le puede poner aceite (se recomienda 3 en uno o w-40 o w-80) en la articulación (entre la bolita y el tornillo o perno) para destrabarlo sin hacer fuerza y evitar que se pueda llegar a dañar el perno. Si el mismo estuviese oxidado se le puede pasar una lija (1500 a 1200) con aceite y muy suavemente.

Una vez retirada la palanca de G# se procede a: con una cinta carpintera o blanca pegarle una especie de rotulado con la palabra “G#” para saber de donde proviene y lo mismo con el perno; tengamos en cuenta que ahora tenemos una palanca y un perno pero mientras avanzamos el numero de elementos crece y nuestra memoria falla. Se las coloca en un lugar apartado para evitar que se pueda llegar a perder o estropear mientras trabajamos.

Continuamos con las llaves de Bb y B graves pero en vez de pernos nos encontraremos con tornillos y previamente a sacar las llaves siempre recordar desenganchar el resorte. A estos los podemos clavar en una hoja y escribir debajo su procedencia. Quizás encuentren notorio que algunos tornillos se parecen el uno con el otro y durante el taller se dieron algunas cuestiones: Primero, ¿se puede poner un tornillo en otro sitio? Y segundo, ¿si se pierde, hay repuestos?

La primera pregunta es no, por que los tornillos tienen diferente fresado y además algunas llaves se usan mas que otras. Lo segundo es si y no, depende que marca y modelo de saxo.
Proseguimos con la palanca y llave de C#. Una vez retirada se puede continuar para dos sitios, las llaves de Eb y C o los agudos. (Suponiendo que retiramos Eb y C). Se destaca que la llave del Eb siempre necesita mantenimiento por que es más propensa a la humedad y corrosión que las demás llaves. Un detalle anecdótico de Alejandro fue que una vez encontró un pedazo de raviol en la llave de Eb.

Sacamos las llaves de D, D# y F. Seguimos con G, el F frontal u horquilla, F# y E tornillo y perno. Quiero recordarles de clasificar todo lo que retiran con la cinta o cualquier otro método que se les ocurra, pero es primordial tener todo ordenado y sistemático para un buen resultado del trabajo final.
Y ahora pasamos al eje de la mano izquierda, primero resortes y retirado el perno las llaves salen solas salvo Bb petit. El orden seria B1, B2, Bb petit y A. Después retiramos Bb petit con su respectivo tornillo.

Pasamos al eje de la mano derecha: F1, F2, E y D. Antes de sacar dicho eje retiramos la defensa. Llegado este punto con casi todas las llaves y palancas fuera, podemos continuar con las llaves del costado o G#. Sacamos C de costado y Bb de costado conjunto con el perno de las palancas. Y para finalizar F# de costado y G#.

Mantenimiento:
Para los instrumentos con laca (la gran mayoría) se pueden usar productos químicos especiales para laca o simplemente se puede usar un trapo limpio con aceite; con unas diez gotas de aceite es suficiente y recordar de usar siempre la parte limpia del trapo. Esto se debe hacer en todo el cuerpo del saxofón exterior y en lo posible interior sobretodo en las regiones donde suele acumularse suciedad, en las llaves agudas y las mas graves cercanas al codo del instrumento, alrededor de los agujeros de las llaves y por supuesto en el tudel también sacando la llave que se encuentra en el mismo.

También en las llaves y palancas. Los pernos (reitero) se pueden limpiar con un simple trapo para sacarle el aceite empastado y en caso de tener oxido se puede pasar una lija. Los tornillos también se limpian con un trapo.

Las zapatillas deben limpiarse con un trapo con aguarrás vegetal o mineral (recomendado el ALBA) y en caso de que la zapatilla este muy baqueteada se puede usar crema pero no es muy recomendable ya que la vuelve un poco pegajosa.

Para el corcho se le debe pasar grasa, la grasa que justamente se vende para corchos esto evita filtraciones de aire por su característica porosidad y la conservación misma.
Los resortes se pueden limpiar con virulana, no se cocina sino una fina, con aceite. Y recordar que al armarlo se deben aceitar todos los pernos y tornillos. En caso de querer limpiar el caño completamente se puede desatornillar la abrazadera que sostiene la culata con el cuerpo del caño y si esta contiene un pegamento se la debe calentar con un mechero, que la flama no toque la laca (con plata es menos susceptible), hasta que afloje y salga con el menor esfuerzo, recuerde que debe ser recolocado con cemento de contacto. Limpiar con agua fría y detergente. Cuidar de no friccionar los resortes.

No usar ningún químico abrasivo para limpiar el instrumento, esto es fundamental. Así como el aceite, con el que limpian la laca, no debe tocar las zapatillas.
Un resumen bastante practico creado por Alejandro Gonzáles y repartido durante el taller dice lo siguiente:

• Siempre seque su instrumento al terminar de tocar y guárdelo en el estuche. No lo deje varios días armado y colocado en el stand o pie.

• Secar el saxo con un trapo o “swab”. No usar pad saber o cepillo largo, porque deja pelos y humedad en el interior del instrumento. (De hecho se recomendó usar un trapo con un hilo con peso en la punta y contrapeso del otro extremo para remover mejor la humedad)

• Al terminar de tocar pasar una franela en todo el instrumento para secar la transpiración.

• Lavar el tudel y la boquilla con agua fría y secarlo.

• Poner grasa en el corcho cada vez que se coloca la boquilla.

• Secar las zapatillas que mas se mojan con papel de arroz o de armar cigarrillos. Dejarlos hasta el otro día y luego retirarlos. (Yo recomiendo los nobleza picardi, por que no los quieren para hacer faso y justamente por eso son más baratos y además más gruesos).

• Evite la acumulación de polvillo en las llaves, es el enemigo numero uno de los mecanismos. Para quitar el polvillo pase cada quince días un pincel de cerda suave entre los resortes y llaves que puede comprar en cualquier ferretería (Nº 10 o de dos centímetros de ancho).

• Lubricar una vez por mes todos los mecanismos con aceite para maquinas de coser (aceite blanco).

• Para un instrumento plateado: Cuando se empiezan a ennegrecer las llaves y el cuerpo, pasar un paño de joyero para limpiar la plata.

• Hacerle mantenimiento general una vez por año (desarmar todo el instrumento, limpiarlo y chequear zapatillas y mecanismos).
Quiero recalcar unas palabras de Leandro que menciono: “Mi viejo tuvo su saxo bajo este control durante (aprox.) 15 años sin necesidad de hacerle nada y considero que si ustedes lo hacen al menos va a tener una duración minima de 5 años sin necesidad de un chequeo profesional.”

Finalmente para armarlo se hacen los pasos inversos en el desarme de las llaves y palancas respetando todo lo mencionado en este artículo. Para reubicar los resortes pueden hacerse una especie de palanca doble, que sirve de un lado para tirar y del otro para empujar, con una aguja crochet limando la parte superior de la misma con una lima triangular. Recuerden siempre al colocar los resortes empujando y nunca tirando ya que hay un menor control de la fuerza ejercida.

A esta altura se habrán dado cuenta que he omitido el mecanismo del tudel y esto se debe a que tiene cierto nivel de complejidad y no pudo explicarse durante el taller. Sin embargo hay muchos consejos aplicables también para este mecanismo dentro del artículo.

Datos independientes conversados durante el taller:

“Una forma de emergencia para volver atrás un golpe que haya generado una desviación en la campana, impidiendo el buen funcionamiento de llaves como Bb, B, y C# es sostener el caño con el cuerpo, teniéndolo parado, agarrar con las manos la campana y girar en sentido contrario al golpe enderezando la mecánica. Sin embargo no se debe abusar de este procedimiento por considerarse excesivo y solo para casos de emergencia.”

“En una instancia durante la charla expuse el tema “oxido” y que se puede hacer ante la detección de manchas de dicho material. La respuesta fue que no sabía con certeza pero había dos puntos importantes en discusión. Sacar el oxido y hacerle un baño en plata dejando una marca bastante visible y con la posibilidad que el oxido aun así siga presente. O dejarlo y tratar de remover las manchas superficiales. La realidad es que uno como músico debe tratar de tener en mantenimiento el saxo para que esas manchas aparezcan recién a sus buenos años de uso. Alejandro decía: “como el tapizado del coche si no lo limpias nunca en 5 años ya no tenes tapizado, si lo limpias seguido seguro te dura 15 o mas años”

“Tudel: Para cambiar el corcho se debe colocar en el extremo una cinta aislante (cantidad abundante) así cuando se raspa para quitarlo disminuye la posibilidad de rayar la laca cercana. Se debe raspar con un instrumento filoso y de buen agarre para quitar la mayor cantidad posible y dar la terminación lijando con 280, 360 y finalmente de 600 u 800. La medida del corcho es de 1.6 y para poder doblarlo previamente debe ser ablandado con vapor.

El tudel debe calzar perfectamente en el hembra del cuerpo, tanto que debería ser posible levantar el caño entero agarrando desde el tudel. Si este tiene un juego excesivo llevarlo a un luthier para enderezarlo ya que es una causa principal de perdidas de aire.”

“En caso que el resonador metálico (zapatilla) no tenga bien ajustado el remache, se puede agregar cemento de contacto.”

“Hay un material para los instrumentos de plata llamado “yamaha polishing cloth” o también algún químico cremoso para plata”

“Los resortes puede ser cambiados, están clavados y se los quita cortándolos y dejando una pequeña
“colita” para poder terminar de sacarlos haciendo presión con una pinza desde los dos extremos. Se coloca uno nuevo aplastando una punta con un martillo y ajustándolo en sentido contrario al ser sacado”

“En Paraná 321 y Libertad 123 hay dos casas recomendadas para comprar las herramientas empleadas.”

Lamentablemente ha terminado este artículo y espero les haya sido de gran utilidad.
Nuevamente quiero agradecer a los docentes del taller y al administrador del sitio que me permite usar su portal para la publicación.

¡Fuerte abrazo! Lihué Rivero.

Más en Saxo Argentina

5 Comments

Enviar Comentario