Jacques Schwarz-Bart en el Festival de Jazz de Vitoria

Nota publicada en elcorreo.com

No busquen sus discos en internet, porque son de lo más exclusivos. Uno de los escenarios elegidos para escuchar al saxofonista tenor Jacques Schwarz-Bart y su cuarteto fue ayer el Teatro Principal, dentro del ciclo Jazz del Siglo XXI. El solista, que debutó en el Festival de Jazz de Vitoria en 2003 con RH Factor, vino acompañado de Baptiste Trotignon (piano), Reggie Washington (contrabajo) y León Parker (batería). La formación deleitó al público vitoriano con temas de los dos últimos discos del saxofonista, ‘Soné Ka La’ y ‘Abyss’, que recogen canciones inspiradas en el jazz moderno contemporáneo. «Son los estilos musicales que se reflejan en el trabajo que he realizado en la última década», aclara Schwarz-Bart, natural de Les Abymes (isla de Guadalupe, Francia).

El sonido es un factor clave en los directos de este cuarteto. «Tocamos nuestra música con intérpretes diferentes de los que intervienen en las grabaciones, que le aportan un estilo menos eléctrico». La formación con la que recaló ayer el instrumentista se basa en «un cuarteto clásico con bajo, set de percusión, piano y saxofón acústico». Son elementos que «le aportan un toque más clásico a este repertorio grabado con un sonido más contemporáneo». El siempre sorprendente estilo del saxofonista suele encasillarse a menudo dentro del ‘fusion’ o el mestizaje, debido a su música, su raza y las colaboraciones que le han llevado a trabajar con músicos tan dispares como Roy Hargrove, Me’Shell Ndegéocello, Ari Hoening o Gilles Peterson.

No obstante, este galo de sangre caribeña le quita hierro al asunto. «Nunca he intentado sonar diferente. Trato de ser fiel a lo que creo y siento, y creo que ésta es la única manera de decir algo que todo el mundo lleva en su corazón», afirma. De hecho, insiste en «interpretar la música que representa mis verdaderas emociones, que es mi principal objetivo». Prueba de ello es el bello timbre de su saxofón, que ayer presidió un lujoso combo de integrantes en una actuación exclusiva, imprevisible y de gran calidad.

Formación de lujo

«Conseguir un sonido diferente o peculiar siempre es un añadido, pero no es lo que estoy buscando», reconoce Schwarz-Bart. Por eso afirma que en sus interpretaciones «me limito a reunir elementos que encajan de una forma natural. No hago nada extraño», asegura. Respecto a su banda, el batería Leon Parker ya visitó la capital alavesa cuando vino con el grupo de Jessee Davis y repitió en otra ocasión con el guitarrista Charlie Hunter.
Asimismo, el pianista Baptiste Trotignon fue una de las sorpresas de la pasada edición en el cuarteto del saxofonista Stefano di Battista. El contrabajista Rweggie Washington, asiduo colaborador del colectivo M-Base de Steve Coleman, también estuvo con Schwarz-Bart y RH Factor en Vitoria.

Más en Saxo Argentina

Enviar Comentario

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *