Biografía Jackie McLean

Virtuoso del saxo alto, Jackie McLean (New York, 1932) tuvo en su casa la oportunidad de dedicarse a la música dado que su padre era guitarrista en el grupo de Tiny Bradshaw. Alumno de Bud Powell, con quien tuvo el privilegio de tocar en el mítico “Birland” en 1949, tuvo ocasión de colaborar con Sonny Rollins, Thelonious Monk, Kenny Drew y el hijo de Andy Kirk.

En 1951 trabajó con Miles Davis, con quien tuvo la oportunidad de debutar discográficamente. Entre 1955 y 1958 tocó con Charles Mingus, y con los “Jazz Messengers” de Art Blakey. Con esa magnifica preparacion, dio el paso de constituir su propio grupo en el que formaron inicialmente, Ray Draper, Mal Waldron, Doug Watkins, Art Taylor y ocasionalmente, Bill Hardman. Durante los años sesenta su trabajo tuvo unas connotaciones mas modernistas y pasó de un planteamiento netamente parkeriano, a una evolución mas propia del hardbop. Colaboró con el maestro, Ornette Coleman, con quien publicó un legendario álbum con Ornette tocando la trompeta: “New And Old Gospel“, (Blue Note, 1967).

A finales de la década de los sesenta desapareció de los escenarios debido a su adición a las drogas. En ese ostracismo, se dedico a dar clases de música, convirtiéndose en un gran pedagogo del jazz. Reapareció en los años setenta con mas brío e intensidad que cuando se fue y colaboró grabando discos con Kenny Drew, Ron Carter, Hank Jones o el mismísimo, Tete Montoliu, quien formó parte de su grupo. Jackie McLean, en esta segunda etapa dio al jazz lo mejor de su música y tras su amplísima etapa con el sello Blue Note, donde dejó algunas obras maestras como el álbum “Let Freedom Ring” en 1962 o el extraordinario: “One Step Beyond” grabado en 1963; fichó por el selecto sello “Steplee Chase” y a partir de 1966 combina sus trabajos en ambos sellos.

Solista de gran valor y merito, con una excelente técnica y un agudo sentido del swing, Jackie McLean, ha aportado con sabiduría su granito de arena en la revalorización de esta música en el ultimo cuarto del siglo XX. Discípulo confeso del maestro Charlie Parker, de “Bird” ha heredado el fraseo rapidísimo y la riqueza de su línea melódica. McLean, es sin duda uno de los grandes herederos del bebop en la actualidad.

Más en Saxo Argentina

Enviar Comentario